El ayuno con jugos consiste en ayunar con el acompañamiento de caldos vegetales, zumos de fruta o un combinado de ambos. Es mucho más llevadero que el ayuno hídrico (a base de agua exclusivamente) y algunos profesionales lo recomiendan por tratarse de un método menos agresivo para el cuerpo, ya que se mantiene el aporte suficiente de calorías y vitaminas esenciales para los tejidos. Por otro lado, la ingesta de jugos mitiga el hambre, por lo que puede ser un buen método para principiantes: una manera asequible de empezar a notar los beneficios físicos y psicológicos del ayuno terapéutico.

La principal característica de este tipo de ayuno es que permite mantener una cantidad de nutrientes suficientes para seguir llevando las actividades del día a día. Es una práctica que muchas personas llevan a cabo por su cuenta gracias a la mínima sensación de cansancio que produce. Se trata de alimentos fácilmente digeribles, reduciendo al mínimo la energía destinada a la digestión y a los procesos que ello implica.

Sus efectos más notables, que en nuestras terapias percibimos de un modo muy directo, son el aumento de vitalidad de sus practicantes y, por supuesto, la depuración del organismo. Una mayor sensación de bienestar se apodera de los ayunadores gracias a los beneficios del aporte nutricional de frutas o vegetales. El ayuno con jugos contribuye a la sanación del cuerpo, al mismo tiempo que colabora a la limpieza general del organismo.

De hecho, al ingerir alimentos sanos durante la práctica del ayuno, aportaremos al organismo vitaminas, minerales y enzimas sin saturar el aparato digestivo. En cierto modo, y así se lo comunicamos a nuestros ayunadores, se trata de “dar unas vacaciones” al cuerpo, que de pronto, nota el aporte en exclusiva de alimento sanos fácilmente digeribles.

El ayuno con jugos supone un proceso gradual, no tan intenso como el ayuno hídrico, pero igual de efectivo. Y dependiendo de las necesidades de depuración, este ayuno puede alargarse de pocos días a semanas, realizándose siempre bajo la supervisión de un profesional