El objetivo principal del ayuno terapéutico es la limpieza interior de sustancias tóxicas que acumulamos en nuestro organismo.

Uno de los órganos principales encargados de realizar esa depuración son los riñones. Para facilitar parte de ese trabajo de eliminación de residuos y toxinas es importante beber líquidos en abundancia, sobretodo en los procesos de ayuno.

Pero no todas las bebidas son recomendables, de hecho el café, los lácteos, el alcohol, las gaseosas, los refrescos… y similares, hay que evitarlas por completo. Las bebidas recomendables durante un ayuno depurativo son: el agua (en abundancia), las tisanas o infusiones (sin edulcorar), los caldos de verduras (libres de grasas), y los zumos naturales de frutas y verduras.

La forma de ingerir esos líquidos también resulta de gran importancia. Hacerlo de manera tranquila, a pequeños sorbos, disfrutándolos y degustándolos en un estado de calma, es lo idóneo.

Para saber si la ingesta de líquidos es la adecuada, tan solo hay que fijarse en el color de la orina, cuando ésta sea prácticamente transparente estaremos realizando un volumen de ingesta correcta.

_________________________________________________________________________________

 

ARTÍCULOS DE INTERÉS

El ayuno terapéutico
El pre-ayuno
Reducción de peso como consecuencia del ayuno desintoxicante
Crecimiento interior y ayuno
Ayunar no es pasar hambre