Para entender que sucede en nuestro organismo cuando ayunamos primero tenemos que entender cuan es el funcionamiento durante la ingesta de alimentos.

El organismo está acostumbrado a una entrada de nutrientes constante e intermitente que se asimilan a través de nuestro aparato digestivo, azúcares, hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales… estas sustancias llegan a todos los órganos a través del torrente sanguíneo llegando finalmente a todos los órganos.

Cuando se realiza un ayuno terapéutico, nuestros órganos tienen que conseguir la energía que necesitan de las reservas que tiene el cuerpo. Los cambios metabólicos que se producen en el organismo tienen como meta evitar la degradación del cuerpo y la obtención de energía para los órganos vitales del cuerpo. Por ello, y en función de lo que dure el ayuno, los cambios se irán adaptando a las necesidades de cada momento.

En las primeras fases de ayuno al no haber entrada de alimentos, disminuye la concentración de insulina, los músculos bajan sus necesidades de glucosa y se produce una variación en la concentración de distintas hormonas. Conforme avanza el ayuno el cuerpo busca combustible para su correcto funcionamiento y garantizar su supervivencia, obteniendo la glucosa de las reservas del cuerpo, se consume la grasa y las proteínas del organismo, los aminoácidos se utilizan para formar proteínas y glucosa, elementos, como la cetona o el nitrógeno, que antes se eliminaban por la orina ahora no lo hacen y se emplean para conseguir energía. En definitiva, todo el organismo trabaja para que al cerebro y demás órganos vitales les llegue lo necesario para su correcto funcionamiento.

Por otra parte el cuerpo busca un estado de relajación y reposo para evitar la necesidad de un aporte extra de energía.

Durante el ayuno hay una modificación notable del funcionamiento metabólico y que a su vez, varía en función de la duración del mismo. El organismo se adapta a la no ingesta consumiendo en primer lugar, la glucosa y en segundo la grasa, que el organismo tienen acumulada. Así como una serie de cambios complejos que favorecen la adaptación a la nueva situación.

 

DE INTERÉS:

Mejora tu hígado con el ayuno terapéutico
El sistema inmunitario mejora con el ayuno
Lograr un cambio gracias al ayuno
Desintoxicar el organismo