Las dietas milagrosas para adelgazar sin perjudicar la salud no existen, para lograr tal objetivo hay que llevar a cabo una dieta hipocalórica prescrita por un experto en nutrición y combinarla con la práctica de ejercicio físico.

Realizar un ayuno terapéutico previo también resulta muy beneficioso, no solo por depurar el organismo, sino que además conlleva una notable pérdida de peso y de volumen corporal. Pero si tras ayunar no se fijan unas pautas alimenticias correctas el esfuerzo no habrá servido de mucho.

Están totalmente desaconsejados los regímenes restrictivos y poco equilibrados, no son nada efectivos y la mayoría de las veces se acaba recuperando más de lo perdido, sin contar los trastornos que conllevan: desánimo, mal humor, cansancio, alteraciones del organismo, etc. Y es que un adelgazamiento inadecuado puede llegar a ser peligroso, por eso es recomendable estar siempre en manos de un experto.

Desde Pure Corpore te ofrecemos algunas recomendaciones a seguir para perder peso de forma segura sin que tu salud se vea afectada:

  • Sigue una dieta hipocalórica y equilibrada.
  • Evita las grasas saturadas, los azúcares, los embutidos, los quesos, las bebidas gaseosas, los aperitivos, el exceso de sal, los dulces, la comida precocinada, la bollería industrial…
  • Aumenta la ingesta de frutas y verduras, y consumir los cereales de grano entero, es decir, los integrales.
  • Bebe entre un litro y medio y dos litros de agua al día. Las infusiones y los zumos naturales (caseros sin azúcar añadida) también son bienvenidos.
  • Cocina los alimentos al vapor, hervidos, a la plancha o al horno. Lo ideal es no usar grasas para cocinarlos.
  • Disminuye el consumo de sal. Puedes compensarlo con especias que den sabor a tus platos. También puedes condimentar con aceite de oliva virgen cuyo consumo es muy recomendable.
  • Realiza cinco comidas diarias, comer poco y a menudo es una forma práctica de tener el apetito controlado y el estómago saciado.
  • Controla la ingesta de calorías pero sin eliminar ningún nutriente importante (verduras, frutas, legumbres, cereales…)
  • Procura descansar y dormir las horas necesarias. Además evita llevar un ritmo de vida estresado.
  • Practica ejercicio a diario, basta con realizar entre media y una hora de ejercicio suave y constante (caminar, correr, bicicleta, nadar, yoga, etc.) para ayudar a quemar las calorías necesarias y al mismo tiempo modelar la figura. Si además lo combinamos con entrenamiento muscular favoreceremos el aumento del tono y la masa muscular, con el incremento de calorías que se precisan para llevarlo a cabo.
  • No hace falta llenar la nevera de productos light para adelgazar, ya que la pérdida de peso no depende de un solo producto, sino de la suma de lo que se consume en el computo total de la jornada.
  • Los fármacos para reducir tallas, diuréticos y laxantes, están totalmente desaconsejados ya que conllevan efectos secundarios nocivos para la salud.

Lo saludable es perder entre medio kilo y un kilo a la semana. La idea es lograr una pérdida paulatina en la que no se produce ninguna carencia nutricional, y la forma más segura de realizarlo correctamente es bajo el control de un nutricionista.