¿Quien no quiere verse siempre joven? El paso del tiempo nos ayuda a madurar emocionalmente, a aprender… pero también destruye nuestras células causando envejecimiento, visible en las arrugas y la flacidez de la piel.

No podemos detener el tiempo pero sí ralentizar sus efectos. Hoy en día existen multitud de productos que nos prometen el rejuvenecimiento y la recuperación de nuestra juventud. Pero además de mejorar nuestro exterior es vital cuidar también nuestro interior.

No habéis escuchado el dicho ¿el rostro es el reflejo del alma? Si nuestro interior está limpio se reflejará en un cutis más luminoso y joven. Un cuerpo intoxicado con tabaco, alcohol, grasas, azúcares, productos manufacturados…es el origen de una piel desequilibra y desnutrida. Realizar un ayuno terapéutico intensivo y cambiar nuestra alimentación ingiriendo una dieta detox mejorará nuestro aspecto exterior además de aumentar nuestra salud.

A continuación te ofrecemos unos consejos para que tu aspecto sea más joven:

  • Elimina de tu dieta los azucares y las grasas.
  • Cocina al vapor o al horno. Evita freír los alimentos.
  • Consume alimentos frescos y no manufacturados.
  • Haz ejercicio moderado diariamente.
  • Practica técnicas de relajación para evitar el estrés (gran potenciador del envejecimiento).
  • Evita la exposición excesiva al sol y ponte siempre protector solar.
  • Aumenta la ingesta de antioxidantes, que previenen la oxidación de nuestras células y el consecuencia, el envejecimiento.

Los antioxidante combaten los radicales libres que provocan el envejecimiento. Conoce las 10 fuentes naturales y prepárate zumos detox e inclúyelos de forma habitual en tu dieta.

  • El arándano: es un fruto rico en vitamina C y con un alto contenido en antioxidantes y también muy beneficioso para tratar o evitar infecciones urinarias.
  • La mora: fuente de acido fólico, de vitaminas A, C y E que cuida nuestra vista, previne el envejecimiento y fortalece el sistema inmunitario.
  • La ciruela pasa: es un potente antioxidante además de ayudarnos contra la retención de líquidos y prevenir el estreñimiento.
  • La frambuesa: además de protegernos contra los radicales libres, por su alto contenido en vitamina C, nos ayuda a mejorar el sistema circulatorio.
  • El tomate: fuente de licopeno, antioxidante que previene el envejecimiento y controla los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, ayudando a evitar problemas cardiovasculares
  • La berza o col rizada: contiene altos niveles de hierro y calcio y vitaminas A, B6 y C.
  • La albahaca: contiene eugenol, que además de sus propiedades antioxidantes, es un potente antiinflamatorio y antifúngico.
  • El pimiento rojo: portador de vitamina A y C que ayuda a fortalecer el colágeno y a mantener una piel luminosa. Tiene licopeno, antioxidante que previene la oxidación de las células. Nos ayuda a conciliar el sueño y a evitar la ansiedad al contener magnesio.
  • La berenjena: además de eliminar los radicales libres, tiene propiedades antibacterianas y ayuda a eliminar las sustancias tóxicas del organismo.
  • La vitamina C que presente en los cítricos.

Tomar alimentos ricos en antioxidantes resulta altamente beneficioso para nuestra salud, porque mejora nuestro sistema inmunitario (protegiéndonos contra las enfermedades), evita la producción de radicales libres (causantes del envejecimiento) y previene algunos tipos de cáncer y de enfermedades neurodegenerativas. Por lo tanto incluirlos en nuestra dieta nos ayudará a mantenernos sanos y con un aspecto más joven.

En Pure Corpore contamos con un programa exclusivo de Rejuvenecimiento muy completo recomendado para todas las personas que desean verse más jóvenes.