Una tercera parte del tiempo que vivimos lo dedicamos a dormir. Esta afirmación es suficiente para valorar la importancia de un buen descanso y es que la falta del mismo provoca serios problemas de salud. Por ello, es importante que conozcas los beneficios de dormir bien para tu organismo.

Mientras dormimos, el organismo se regenera física y psíquicamente, aumentas las defensas y sientes mayor bienestar entre otros beneficios. Por el contrario, no dormir lo suficiente provoca envejecimiento prematuro. Además, que también puede ser la causa de una mal procesamiento de la glucosa, lo que favorece un aumento de peso.

El insomnio es el trastorno del sueño más habitual, llegando a afectar a 3 de cada 10 personas, con el consiguiente deterioro de la salud. Los que lo padecen tienen el doble de posibilidades de sufrir depresión, ansiedad, hipertensión, traumatismos y enfermedades crónicas. Sin olvidar de que es el responsable de la mitad de los accidentes de tráfico y laborales, y muchos de los accidentes domésticos.

Tensiones emocionales como el estrés, una mala noticia, problemas en el trabajo, o la pérdida de un ser querido, son las principales causas del insomnio. La inmensa mayoría de los casos de insomnio u otros trastornos del sueño tienen fácil solución si se adoptan unos hábitos adecuados a la hora de dormir.

dormir

Adopta mejores hábitos para aprender a dormir bien

Por ejemplo, eliminar por completo el estrés, para evitar acumular tensiones, y llevar un del ritmo de vida más tranquilo. También, establecer un horario fijo para irse a dormir y para levantarse, tanto para los días festivos como los laborales. Es importante tener un ambiente agradable en el que dormir: sin ruidos, sin luz y con una temperatura de 20ºC a 25ºC.

Por otro lado, no hay que permanecer mucho tiempo en la cama si se está despierto. En caso de que cueste conciliar el sueño es mejor levantarse y volver a la cama cuando se tengan ganas de dormir. Asimismo, debes eliminar el alcohol, la cafeína, la teína, el tabaco y otros excitantes. Sobre todo las horas previas de irse a dormir. Otro punto a tomar en cuenta es, no hacer siestas de más de 20 minutos.

Las cenas deberán ser ligeras, y no irse a la cama con el estómago lleno, pues debe transcurrir un mínimo de dos horas después de haber cenado. Además, no realizar ejercicio físico antes de dormir. Puedes realizar alguna actividad tranquila como leer o escuchar música. También, puedes dedicar unos minutos a la relajación.

Una vez en la cama es recomendable hacer varias respiraciones profundas (7-4-8): inspirar lentamente contando mentalmente hasta 7, mantener el aire mientras se cuenta mentalmente hasta 4, y soltarlo despacio contando hasta 8. Son tiempos aproximados, la idea es respirar muy lentamente concentrándose únicamente en la respiración.

El ritmo de vida actual hace que la mayoría duerma menos horas de las necesarias, y aunque no hay un número de horas establecidas, se debería dormir bien y lo suficiente para estar descansado y con vitalidad.

Además, tan importante es la cantidad de horas de descanso como la calidad de las mismas, ya que estar ocho horas en la cama no siempre es sinónimo de tener un buen descanso. Si durante el día, estás de mal humor, con dificultad para concentrarte, agotado, con decaimiento, y sueño. Estas son señales de que la calidad del sueño no es buena o el descanso ha sido insuficiente.

Conoce los 10 beneficios de dormir bien

Es importante que conozcas los 10 beneficios fundamentales que te proporciona dormir bien. Tanto en tu salud mental, como en tu salud física, realizar un buen descanso es ideal, ya que además te ayuda en tu desempeño laboral y social.

Dormir bien ayuda a mejorar tu sistema inmune

Como te mencioné antes, durante las horas de sueño en tu organismo ocurren diversos procesos. Estos procesos se rigen por medio del ciclo circadiano, los cuales son ciclos de 24 horas. Por ello, si te vas a dormir todos los días a una hora diferente y presentas desordenes de sueño, este ciclo se ve afectado. Además, generas un estrés en tu organismo que no solo te deja agotado, también te dejara expuesto a agentes externos.

Por ello, es vital que cuentes con un horario de sueño regular y que puedas cumplir todos los días. De esta manera garantizas el buen funcionamiento de tu organismo tanto en el día como en la noche.

Dormir bien te garantiza un sistema inmune restaurado con defensas llenas de energía. Por lo cual, podrán luchar eficazmente frente a cualquier agente patógeno o toxinas nocivas para tu salud.

Te ayuda a prevenir la diabetes

Si tienes un horario de sueño desordenado y no descansas lo suficiente, no permites que ciertos procesos se lleven a cabo de manera adecuada. Uno de ellos es la regulación de la glucosa en la sangre. Por lo cual, al no dormir bien, tu organismo pierde su capacidad de regular de manera correcta el azúcar en la sangre. Por consiguiente, esto te hace más propenso a sufrir diabetes tipo 2.

Ya debes saber que esta enfermedad, presenta graves repercusiones para tu salud, haciéndote más propenso a otras patologías. Entre esas patologías se encuentran, amputaciones de los órganos, accidentes cerebrovasculares, daño en órganos y ceguera.

Aprender a dormir bien te ayuda a regular tu peso

Si te has quedado despierto más de lo que deberías, seguramente has notado como te da más hambre. Esto ocurre porque la falta de sueño ocasiona que tus células grasas y los adipocitos liberen menos leptina. Esta es la hormona que se encarga de reducir el hambre. A su vez, se libera la grelina, la hormona responsable de producir el hambre.

Mejora tus habilidades mentales y cognitivas

Otro de los procesos que ocurren durante el sueño es la reactivación mental y cerebral. Esto particularmente te ayuda a almacenar mejor todo lo que has aprendido durante el día. Por ello, se realiza una clasificación y se ordena la información de una manera más adecuada, para que sea mejor aprovechada. Dormir poco reduce tu agilidad mental.

Por lo cual, debes asegurarte dormir bien y las horas que requiera tu organismo. Con esto aseguras tener una mejor respuesta mental y cognitiva. Además, de estar con más agilidad para realizar tus actividades diarias y cotidianas.

Tendrás una mejor salud a nivel cardiovascular

Además de hacer ejercicios durante el día, para mantener una buena salud a nivel cardiovascular, debes dormir bien. Pues durante el descanso se logra controlar tus niveles de colesterol y presión arterial. Así como mantener a raya tus niveles de cortisol y adrenalina, los cuales son liberados cuando te encuentras en situaciones de estrés.

Con un buen descanso reduces las probabilidades de sufrir enfermedades coronarias, infartos, ictus, entre otras. Pues de acuerdo a diversos estudios, el llevar un horario deficiente de sueño está relacionado con la hormona C-reactiva. Dicha proteína, se encarga de marcar problemas cardíacos por medio de los procesos inflamatorios internos que se suelen suscitar durante estos.

Es decir, que el dormir mal y con pocas horas de sueño te hace más propenso a padecer de un infarto.

Dormir bien beneficia la reparación física

Saber dormir bien y mantener un sueño reparador, ayuda a que tu organismo se regenere. Esto quiere decir que obtendrás mejor respuesta y resistencia aeróbica, algo que es beneficioso sobre todo si eres deportista. Durante este tiempo, se libera la hormona del crecimiento, la cual es la responsable de establecer la reparación de los tejidos que se han dañado durante el día.

Por ello notarás que se reduce el cansancio y las heridas sanarán mejor con descanso. Dormir bien es un proceso más que fundamental en atletas y deportistas de alto rendimiento por la cantidad de beneficios que esto provee.

descanso

Un buen descanso te hace más atractivo

¡Wow! Esto sin duda. Tener un descanso adecuado no solo te ayuda a que tu piel tenga mejor aspecto, también se reducen procesos como el oxidativo y el inflamatorio. Además, también mejora tu humor. Pues la mayoría de estos procesos de regeneración ocurren durante la noche cuando estas descansando.

Mejora la creatividad

Durante el sueño, tu cerebro entra también en un proceso de descanso, dicho proceso lo ayuda a restaurar sus niveles de energía y agilidad. Los procesos neuronales de tu sistema se encontrarán en óptimo estado luego de una buena jornada de sueño y descanso.

Dormir bien te ayuda a mantener una buena salud mental

Está comprobado científicamente que el dormir bien ayuda a disminuir las probabilidades de padecer, ansiedad, depresión y ayuda a reducir los niveles de estrés. Tener malos hábitos de sueño y no descansar lo suficiente, ocasiona que se reduzca la liberación de hormonas importantes en tu cuerpo. Dichas hormonas son la serotonina y la melanina.

Consigue proteger tu memoria con un buen descanso

Mientras duermes permites que se sanen las conexiones neuronales en tu cerebro, esto ocurre durante la fase de sueño REM. Pues durante esta fase el hipocampo que es determinado como un almacén de tu memoria se logra restaurar. Por ello, tu capacidad de memoria logra funcionar mejor, guardando de manera adecuada tus recuerdos.

Por ello tu capacidad de almacenar en la memoria sea a corto o largo plazo se ve beneficiada. En cambio, al dormir poco, tu memoria a corto plazo tiene a pasar más trabajo por lo cual, puede verse sobre cargada. Pero de igual manera, estos efectos logran revertirse si aprendes a dormir bien.

¿Por qué es importante dormir?

Muchas personas optan por adoptar mejores hábitos de vida, pero olvidan que dormir bien y tener un descanso adecuado también es parte fundamental. La importancia de dormir radica en que durante las horas de sueño tu organismo continua trabajando. Este realiza ciertos procesos que te ayudan a recuperar tu vitalidad, energía y potencia el rejuvenecimiento celular.

Durante este tiempo se ejercen diversas funciones reguladoras, que ayudan a tu desarrollo biológico mientras logra restaurar diversas partes del organismo. La restauración física y cognitiva son una de las más importantes y estas ocurren precisamente durante las horas de sueño REM. Cabe destacar, que es durante el sueño donde también se producen diferentes tipos de hormonas.

Las cuales no solo ayudan a combatir patógenos desconocidos, también ayudan a mantener diversos procesos de tu organismo en equilibrio. Un ejemplo de ello es el humor. Mientras duermes, tu cuerpo se encarga de reparar los tejidos y células de vital importancia las cuales serán utilizadas al otro día. La falta de sueño incluso está relacionada con la mala toma de decisiones y riesgos innecesarios.

sueño

La importancia de dormir en la noche

Cuando vas a dormir en la noche quizás sientas que tienes un sueño más reparador y descansado que cuando tomas una siesta durante el día. Esto ocurre gracias a la hormona de melatonina, la cual es segregada por nuestro organismo naturalmente. Esta hormona cumple la función de proteger el sistema inmunológico, un potente poder antioxidante y logra un equilibrio a nivel emocional.

Además, esta misma es la encargada de que logres conciliar el sueño. Por lo cual, se vuelve una hormona especial para lograr dormir durante la noche y que tu organismo logre activar ciertos procesos. Por otro lado, esta hormona también es la encargada de regular el ritmo circadiano, que es el encargado de diferenciar a tu organismo de las horas de sueño o de vigilia.

Cabe resaltar, que esta es una hormona que únicamente es segregada durante la noche, de aquí radica la importancia de dormir bien en las noches. Pues gracias a la activación de esta hormona se logran diversos procesos que son necesarios en nuestro cuerpo. Procesos que no pueden ocurrir durante una siesta en el día. Pues estas además suelen ser más cortas y no tan profundas.

¿Sabes cuál es la importancia de dormir 8 horas?

De acuerdo a un estudio reciente se ha demostrado que para dormir bien y que el sueño sea reparador debe constar de entre unas 7 u 8 horas de sueño. Pues si se duerme más o menos horas se corre el riesgo de padecer diversas enfermedades cardiovasculares y de otros tipos. Es importante destacar que las horas de sueño varían de acuerdo a la edad de cada persona.

Siendo este horario de sueño de entre 7 u 8 horas un horario para personas adultas. Con este tiempo es más que suficiente para que tu organismo active y equilibre todos los procesos necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo. Además, es importante la calidad del sueño y que mantengas unos horarios para dormir.

Mientras ocurre el proceso del sueño, tu cerebro aprovecha para depurar y limpiarse de aquello que no le sirve. Liberándose de la acumulación de desechos que se producen durante el día.

Si te levantas de buen humor y descansado, quiere decir que estas llevando a cabo un sistema de sueño adecuado y que logras dormir bien. Si por el contrario te levantas agotado y pasas el día somnoliento, quizás deberías consultar a tu médico. Pues no dormir bien puede deberse a diversas causas o enfermedades, ya que no solo se ve comprometida tu salud física. La falta de sueño compromete tu salud mental.

5 actividades que puede hacer para dormir profundo toda la noche

Seas de los que busque mejorar tu calidad de sueño, te cueste conciliar el sueño o simplemente quieres aprender a dormir bien, aquí te presentamos 5 actividades que puedes realizar para mejorar tu sueño y conseguir que este sea más reparador. Recuerda que cada organismo es diferente, por ende quizás algunas ideas te funcionen y otras no tanto o en menos medida.

Incluye a tu rutina del día el ejercicio físico

Realizar ejercicio y actividades físicas, como caminar, trotar, correr o una rutina de ejercicios puede ser beneficiosa para regular tu sueño. Pues al llegar la hora de dormir te encontrarás agotado y con ganas de recargar energías. Quemar calorías y grasas ayuda a que disminuyas tus niveles de estrés y ansiedad. Algo beneficioso para lograr dormir bien.

Recuerda realizar ejercicio temprano, no lo hagas tarde o cerca de tus horarios de sueño pues esto puede perjudicar en vez de ayudar.

Realiza actividades de relajación para dormir bien

Actividades como escuchar música clásica o relajante, leer un libro, darse una ducha con agua tibia, meditar, tomar un té de manzanilla por ejemplo. Son pequeñas cosas que pueden ayudarte a relajarte y adaptar tu cuerpo a un estado de tranquilidad. Además, puedes realizar ejercicios de respiración, los cuales son ideales para calmarte y relajar tu cuerpo para lograr un descanso profundo.

Desconéctate de los dispositivos electrónicos

La luz que emiten los dispositivos electrónicos puede lograr que tu cerebro se mantenga activo por más tiempo. Es ideal alejarse de estos dispositivos por lo menos una hora antes, de manea que tu cerebro se vaya relajando. Así garantizas dormir bien y de manera adecuada. Al tu cerebro entrar en reposo te será más fácil lograr un descanso reparador y adecuado.

descansar

Mantén buenos hábitos alimenticios para dormir bien

Consumir una cena ligera unas horas antes de dormir es ideal para lograr conciliar el sueño. Pero además de eso, es fundamental que lleves una dieta sana y equilibrada, donde integres todos los alimentos de manera variada, saludable y equilibrada. Con esto garantizas aportarle lo necesario a tu organismo. Pues llevar una dieta alta en grasas y malos hábitos perjudica tanto tu salud como tu sueño.

Regula tus horarios de sueño para dormir bien

Es primordial que te vayas a dormir siempre a las mismas horas. De esta manera, acostumbras a tu cuerpo a tener una rutina saludable de sueño. Por otro lado, es importante que adaptes el ambiente en donde duermes, que sea oscuro, silencioso y con un clima agradable. Tener un buen ambiente garantiza la calidad del sueño y que logres dormir bien.

El secreto de una buena salud es saber combinar los buenos hábitos para que tu organismo y metabolismo logren cumplir sus funciones adecuadamente.