Esta patología conocida comúnmente como colon irritable, es un trastorno intestinal que provoca a la persona que lo sufre dolores abdominales y un cambio en sus hábitos de ir al baño. Puede sufrir estreñimiento cuando antes no lo tenía o al contrario, o tener episodios recurrentes de diarrea. También es sintomático cuando se alternan días de estreñimiento con días de diarrea.

Son muchas las personas que acuden a la consulta del médico por esta causa. Actualmente no existe ninguna prueba específica para diagnosticar este trastorno, el especialista realiza una serie de pruebas para descartar otras patologías que pudieran justificar los síntomas, análisis de sangre, colonoscopia, cultivos de heces, diagnósticos por la imagen… Si todas estas pruebas son normales, no evidenciando ninguna enfermedad y los síntomas persisten entonces el médico suele diagnosticar que se sufre de SII.

Las personas no entienden que de repente su aparato digestivo no funcione como hasta ahora y sin ninguna causa evidente. El SII se produce por una mayor sensibilidad del intestino que puede venir causado a raíz de un episodio de gastroenteritis que deje afectado el sistema digestivo, otras causas pueden ser la aparición de intolerancias alimentarias, comúnmente a la lactosa o al gluten o puede tener un origen psicológico, haber pasado por una situación traumática o que nos haya causado mucho estrés también pueden provocar este trastorno.

Esta patología suele ser crónica y el paciente debe de aprender a sobrellevarla. Se pueden tomar una serie de medidas para evitar que nos afecte lo menos posible en nuestra vida diaria. A continuación indicamos una pautas que nos ayudarán a prevenir los síntomas:

  • Evitar las comidas copiosas.
  • Comer ligero evitando grasas, dulces, alcohol y alimentos precocinados.
  • Eliminar de nuestra dieta productos gaseosos y alimentos flatulentos.
  • Tener una rutina de comidas para conseguir así también una rutina en las deposiciones.
  • Aumentar la ingesta de productos ricos en fibra que ayuden a regular el tránsito intestinal.
  • Realizar ejercicio físico moderado y diario.
  • Evitar las situaciones de estrés.
  • Practicar ejercicios de meditación y relajación.

Estas son algunas de las recomendaciones básicas, en aquellas personas cuyo origen del SII sean trastornos psicológicos como depresión, estrés, incapacidad de controlar los miedos (por ejemplo a los exámenes)… deben también de buscar ayuda en un especialista que les ayude en este tema.

En Ayuno y Salud te recomendamos además una limpieza profunda a través de la hidroterapia de colon con una frecuencia de una o dos veces al año.

DE INTERÉS

El colon intoxicado
Desintoxicar el organismo
El sistema inmunitario y el intestino
Cuidar el intestino