La reflexología podal es una terapia que consiste en la aplicación de presión sobre unos puntos o zonas concretas de los pies para conseguir mejorar las patologías que sufrimos.

¿Y porqué masajear los pies y no directamente la zona afectada?

Ya en la época de los egipcios se descubrió que todos órganos de nuestro cuerpo tienen un punto reflejo (la representación de esa parte del cuerpo) en los pies. De manera que por ejemplo, si les dolía la cabeza, aplicaban presión en la base del dedo gordo o si querían mejorar la digestión y estimular los intestinos, masajeaban del centro del pie hacia el talón.

Hoy en día hay muchos estudios que avalan la existencia de una relación directa entre áreas concretas de los pies y los órganos. De esta manera se amplia de manera espectacular la posibilidad de tratar patologías de una manera fácil y sin efectos secundarios, además de poder llegar directamente a partes del cuerpo de difícil acceso como son las glándulas.

Terapia anti-estrés

Acudir a un especialista en esta materia no solo puede ayudarnos a tratar la dolencia que sufrimos sino a liberar nuestro estrés, ya que está demostrado que con un masaje en los pies se consigue un relajamiento general y un estado emocional más sosegado.

Los terapeutas, a lo hora de realizar el masaje, utilizan unos aceites que no solo facilitan la terapia sino que la complementan, al estar enriquecidos en esencias que con sus olores nos activan los sentidos. Los especialistas realizan su trabajo en un ambiente de paz y serenidad, donde la música y la luz completa la sensación de bienestar.

Equilibra tu cuerpo

Hoy en día la vida es muy ajetreada y estresante, con un ritmo acelerado e intentando llegar a todo y el cuerpo se va desgastando. Y como máquina inteligente que es, va ajustando sus energías y llevándolas allí donde más se necesitan y restándolas de otras partes menos utilizadas.

Pero esa razón acaba pasando factura, el cuerpo se descompensa y se desajusta y en definitiva se agota y acaba enfermando.

La reflexología podal consigue equilibrar nuestro organismo, de manera que trabaje en armonía.

Descubre tus dolencias

En muchas ocasiones no escuchamos las llamadas sutiles de nuestro cuerpo y solo corregimos aquellas cosas que más nos afectan, bien porque nos causan dolor o nos impiden seguir un ritmo normal.

Es habitual que acudamos al terapeuta por ejemplo, para ayudarnos con el estreñimiento y que haciéndonos el masaje, se destapen problemas que no creíamos tener.

Al decir que cada órgano de nuestro cuerpo tiene un punto reflejo en el pie no solo significa que podamos tratar ese órgano por un problema en concreto, sino que podemos descubrir qué órganos tenemos afectados por otras patologías, pues al masajear la zona en cuestión sentimos un dolor agudo.

Siguiendo con el ejemplo del estreñimiento, el terapeuta activará, con el masaje, los intestinos para facilitar el movimiento pero podrá detectar la causa (estrés, mala digestión…) ya que masajeando el resto del pie notará zonas más duras y que causan dolor al paciente dando pistas de la patología sufrida.

Como veis esta terapia se debe de tener muy en cuenta para mejorar nuestro organismo, bien sea para tratar una enfermedad en particular o para equilibrar nuestro cuerpo y mejorar su funcionamiento, evitando así las enfermedades.

En Ayuno y Salud contamos con especialistas en Reflexología Podal que pueden ayudarte a aliviar tus dolencia y a equilibrar tu organismo. Este tratamiento puede formar parte de los retiros de ayuno que realizamos cada mes o bien de forma independiente cuando se necesite.

DE INTERÉS

Cuando el cuerpo habla
Recupera tu energía y vitalidad
Lograr un cambio gracias al ayuno